Escuela San Rafael
DIRECCION
INSPECTORIA
UTP
P.I.E.
BIBLIOTECA
ENLACES
EXTRAESCOLAR
CONVIVENCIA
APODERADOS
ALUMNOS
DOCUMENTOS
MISIÓN - VISIÓN PLAN DE TRABAJO 2018 REGLAMENTO INTERNO DIRECTIVA REUNIONES RENDICIONES DE CUENTAS INTRODUCCION



INTRODUCCION

Tradicionalmente, el deber social de educar había sido asignado a la escuela.

Hoy ese énfasis ha cambiado. Cada día se postula con mayor fuerza que la familia y la escuela en conjunto son los actores centrales que se encargan de la educación de niños y adolescentes. Diversas razones inciden en la familia y la escuela para que realicen un trabajo colaborativo: La complejidad del mundo contemporáneo que exige tener una formación integral y a lo largo de la vida para poder desarrollarse como persona e insertarse en la sociedad, y el desarrollo de las ciencias psicológicas y sociales que han demostrado la importancia del acercamiento y trabajo coordinado entre el hogar y la institución educativa para el desarrollo de los niños.

Actualmente son cada vez más las familias cuyos niños ingresan al sistema educativo desde el nivel parvulario. Son ambas instituciones las que entregan los cimientos para que esa nueva persona crezca y se desarrolle. Si bien en la escuela una gran parte de los aprendizajes son fruto de una enseñanza diseñada por profesionales de la educación, en las familias se educa de una forma más espontánea e intuitiva, pero que suele conseguir profundos logros dado los fuertes vínculos afectivos entre padres e hijos.

Como ya hemos visto, si la escuela y la familia están educando, es necesario que ambas coordinen sus acciones para así complementar y enriquecer los procesos de aprendizaje. Esta necesidad de colaboración ha sido fundamentada por distintas investigaciones.

Estudios han demostrado que cuando los padres participan en la educación escolar de sus hijos, ellos mejoran sus rendimientos académicos y tienen una actitud más positiva hacia la escuela. A su vez, se ha comprobado que cuando la familia tiene altas expectativas educativas para su hijo o hija, es decir, espera que alcance un alto grado académico y lo estimula para conseguirlo, ese niño tiene mayores posibilidades de continuar sus estudios y de obtener buenos resultados.

La educación de calidad que nuestra sociedad busca alcanzar requiere que las escuelas y liceos hagan del aprendizaje una experiencia significativa para sus alumnos. Esto quiere decir, que los docentes toman en cuenta tanto los conocimientos previos como los modos de vida de los estudiantes, para así introducir nuevos contenidos.

De esta manera se logra captar la motivación necesaria para alcanzar altos niveles de aprendizajes. Para que esto ocurra, que la educación sea pertinente al mundo de los estudiantes, es necesaria una coherencia entre el mundo de los alumnos y lo que la escuela enseña. Esta coherencia es producto de un contacto estrecho con las familias. Si la escuela se relaciona activamente con las familias, le será fácil considerar la cultura de los niños, fomentando así los aprendizajes significativos.

(Extracto de “Participación de los centros de padres en la educación” segunda edición actualizada, UNICEF 2005)

DOCUMENTOS Y TUTORIALES
Horario Escolar Cursos 2022 Tutorial Libro Digital Apoderados
PROTOCOLOS DE ACTUACION
basica y media Medidas Sanitarias 2022 Recomendaciones Comedores 2022 Seguridad Sanitaria Laboral 2022 Protocolo Covid EE 2022-17-02 Protocolo trasnporte escolar Orientaciones para actividad fisica en pandemia
Counter
EasyCounter